Eucerin Sun Protection Protección solar superior para las necesidades individuales de tu piel

La línea Eucerin Sun Protection ofrece una amplia protección contra el daño solar, y cuenta con un protector solar adecuado para cada tipo de piel. Todos los productos brindan un sistema de filtros UVA y UVB fotoestables de alta efectividad y protección celular de la piel, y muchos ofrecen también protección del ADN. Existen protectores solares desarrollados especialmente para distintos tipos de piel (normal, seca, grasa, propensa al acné) y para el rostro y el cuerpo. Hay productos especialmente desarrollados para bebés, niños y adultos. Incluso hay protectores solares desarrollados para abordar ciertas afecciones de la piel como la alergia solar, el acné, la piel propensa al acné o la dermatitis atópica. Todas las fórmulas son de textura liviana, fáciles de esparcir y de rápida absorción. Solo se utilizan ingredientes activos seleccionados que hayan probado clínicamente su eficacia y tolerabilidad.

Limpiar todo

Consejos

Después de un peeling químico, un tratamiento con láser o en el caso de fotosensibilidad inducido por fármacos, usá un Factor de Protección Solar muy alto (FPS 50+).
Evitá la exposición solar prolongada, ya que hasta los productos de protección solar con Factores de Protección Solar (FPS) altos no ofrecen 100% de protección.
Evitá el sol intenso del mediodía, normalmente de 11am a 3pm, aunque esto depende de dónde te encuentres.
No expongas directamente al sol a bebés o niños de menor edad. ¡Evitá las quemaduras solares por todos los medios! Mantené a los niños bien cubiertos incluyendo una gorra para el sol, remera y lentes de sol.
Para los niños de menor edad, siempre usá filtros solares con Factor de Protección Solar (FPS) alto.
La sobreexposición al sol es una seria amenaza a la salud. Aplicá generosamente productos de protección solar antes de la exposición. Aplicar una cantidad insuficiente de filtro solar reducirá el efecto protector.
Volvé a aplicar el filtro solar con frecuencia para mantener un nivel adecuado de protección, especialmente después de sudar, nadar, o secarte con una toalla.