Una mujer de mediana edad tocándose las mejillas con ambas manos.

Signos de envejecimiento Pérdida de volumen

Desde los 25 años de edad comienza el envejecimiento de la piel en general y aparecen los primeros cambios en cada capa de la piel. Esto se debe a una combinación de procesos internos y factores externos.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

El envejecimiento de la piel en general y la pérdida de volumen

The triangle of beauty

La forma en que envejecemos se debe, en parte, a nuestra genética. Este envejecimiento intrínseco se combina con factores medio ambientales y el estilo de vida para desencadenar el retraso de funciones y procesos cruciales en la piel. Esta desaceleración es lo que causa los signos más visibles del envejecimiento: líneas finas y arrugas, pérdida de volumen, pérdida de elasticidad y pérdida de luminosidad.

Uno de los principales cambios que causan estos signos visibles es la disminución de las células generadoras de volumen.

Esta pérdida de volumen, junto con las arrugas y la pérdida de elasticidad y luminosidad, hacen que la piel facial comience a lucir envejecida. La pérdida de volumen, un proceso en ocasiones difícil de describir, es muy común y altera la estructura y la forma de todo el rostro. A veces también puede describirse como piel flácida, pérdida de los contornos o "piel derretida" o "piel de gallina", y suele asociarse con una apariencia negativa del rostro.

Representación gráfica de la piel y sus capas con las células que brindan el volumen.
La estructura de la piel cambia con cada año que pasa.
Una mujer mostrando la pérdida de volumen estirándose la piel del rostro.
La forma del rostro cambia con el trascurso del tiempo y puede explicarse por la pérdida de volumen.

Cómo reconocer la pérdida de volumen

El triángulo de la belleza

Como la pérdida de volumen puede resultar difícil de describir o identificar, una referencia visual puede ser útil. Demuestra claramente cómo este signo de envejecimiento concreto cambia la forma y la estructura del rostro de varias maneras sutiles pero transformativas. El "triángulo de la belleza" demuestra cómo la disminución del volumen puede hacer que el rostro tenga una apariencia negativa, triste o estresada. A la vez, esto puede dar lugar a percepciones incorrectas sobre el estado de ánimo o actitud de una persona.

Cuando somos jóvenes, la distribución pareja de volmuen en nuestra piel facia nos ayuda a lucir atractivos. Los principales atributos de una cara visiblimiente joven pueden ser claramente definidos como el "Triángulo de la Belleza". Este incluye:

  • Pómulos realzados
  • Mejillas abultadas
  • Piel suave
  • Línea de mandíbula bien definida

Estos atributos se combinan para crear una forma y estructura facial, que es más ancha en la parte superior y se angosta a medida que avanzamos hacia el mentón. La visión generla es relajada y positiva.

El triángulo de la belleza representado en una ilustración del rostro de una mujer.
El triángulo de la belleza está asociado con una apariencia joven y atractiva.

A medida que envejecemos, los signos de la pérdida de volumen hacen que el triángulo se invierta. Esto se debe a los siguientes cambios:

  • Línea de la mandíbula más ancha y laxa
  • Forma facial más flácida
  • Mejillas más planas
  • Arrugas en la frente y el entrecejo
  • Comisura de los labios apuntando hacia abajo

La combinación de estos factores genera un aspecto envejecido. Como se observa, el triángulo se encuentra invertido, y ahora el área más ancha se encuentra en la parte inferior del rostro. A medida que el volumen disminuye y la piel se afloja, la percepción del rostro se altera. Esta nueva apariencia facial podría percibirse como triste o estresada.

El triángulo de belleza invertido representado en una ilustración del rostro de una mujer.
Con el trascurso del tiempo, el triángulo de belleza se invierte y da lugar a una percepción negativa y triste de la cara.
FACTORES QUE CONTRIBUYEN

¿Por qué se invierte el triángulo de belleza?

Aparte del envejecimiento cronológico interno, los procesos que dan lugar a una pérdida de volumen se componen de diversos factores, tanto internos como externos.

Cambios hormonales
En la pubertad, los niveles de estrógeno son altos. La piel es suave y elástica, y sus contornos bien definidos. A medida que envejecemos, los niveles hormonales descienden y las células voluminizantes disminuyen en número y tamaño, lo que conduce a la pérdida del volumen y a una menor definición de los contornos faciales.

Estilo de vida
Como parte del envejecimiento general de la piel la pérdida de volumen también se debe a los mismos factores externos y del estilo de vida que también contribuyen a la formación de arrugas y a la pérdida de elasticidad y luminosidad. Estos incluyen:

  • Tabaquismo: la nicotina y las sustancias químicas que contienen los cigarrillos degradan aún más el colágeno presente en la piel.
  • Sol: la exposición prolongada al sol puede contribuir al daño del colágeno y comprometer la estructura de la piel.

Estos factores del estilo de vida se combinan para dar lugar al estrés oxidativo. Este ocurre cuando interiormente se forman moléculas conocidas como "radicales libres" que atacan las estructuras celulares, incluso aquellas que ayudan a la piel a lucir suave y firme. Una vez que se debilita su estructura y descienden los niveles de colágeno y elastina, se acelera el envejecimiento general de la piel. Los signos visibles que incluyen líneas finas y arrugas, pérdida de volumen, pérdida de elasticidad y pérdida de la luminosidad son más evidentes en la superficie.

El rostro de una mujer de mediana edad.
Durante la menopasusia, la mujer experimenta numerosos cambios en su equlibrio hormonal.
Una mujer protegiéndose los ojos del sol con la mano.
La tolerancia de la piel a la exposición solar difiere según el tipo y la condición de la piel.

¿Por qué ocurre la pérdida de volumen?

El envejecimiento genera de la piell surge a medida que los procesos y sistemas de la piel se desaceleran con la edad. Lo más importante en esta preocupación en particular, es la caída gradual en las sustancias "rellenadoras", que mantienen al la piel con una apariencia firme y suave, y que lleva consecuentemente a a una pérdida de volumen, contornos indefinidos y piel flácida.

Esto ocurre en las siguientes áreas de la estructura de la piel:

Una representación gráfica de la estructura de la piel con diferentes capas.
1 Epidermis 2 Las capas más profundas de la piel

La epidermis. A medida que envejecemos, las capas superiores de la piel producen menos Ácido Hialúronico y menos lípidos. La piel pierde su capacidad de retener la humedad, se reseca y, como resultado, aparecen líneas finas y arrugas. También se ve más delgada y su textura puede ser seca y áspera.

Las capas más profundas de la piel. Una pérdida de colágeno anual del 1 % empeora el efecto adelgazante junto con el descenso en el nivel de elastina. Dado que la elastina es, en parte, responsable de la elasticidad y la resistencia de la piel, la disminución de estas dos sustancias en conjunto da lugar a una piel flácida y menos elástica. Las células voluminizantes que mantienen la piel "rellena" se reducen en número y tamaño, lo que conduce al encogimiento de estas capas. El resultado es una apariencia más cansada y caída de la piel, con las mejillas hundidas.

Con el paso del tiempo, la circulación sanguínea que transporta los nutrientes se hace más lenta y esto produce opacidad, tendencia a la deshidratación y una cicatrización más lenta. Ahora, la probabilidad de que aparezcan arrugas más profundas es mayor. La piel experimenta una mayor pérdida de elasticidad y comienzan a formarse arrugas profundas.

SOLUCIONES

¿Qué se puede hacer?

Aunque la pérdida de volumen es un asunto complejo y, en varios sentidos, inevitable, los efectos visibles se pueden tratar de varias formas.

Componentes activos

Las fórmulas que contienen los siguientes ingredientes pueden abordar las causas de la flacidez de la piel, la pérdida de volumen y la falta de definición de los contornos faciales. Tratar estos problemas puede ayudar a restaurar la apariencia juvenil del rostro.

  • Extracto de Magnolia
    El Extracto de Magnolia, que se extrae de la corteza del magnolio, es un ingrediente de origen natural sumamente eficaz en los productos antiedad. Las investigaciones in vitro demuestran que activa las células voluminizantes y aumenta su número y su tamaño. Productos como Eucerin VOLUME-FILLER Serum, que contienen una alta concentración de Extracto de Magnolia, pueden ayudar a abordar las causas de la flacidez de la piel, la pérdida de volumen y la falta de definición de los contornos faciales. Cuando se emplea simultáneamente con productos voluminizantes para el cuidado diario, puede ayudar a restablecer la apariencia juvenil del rostro.
  • Oligo-Péptidos
    Extraídos de las semillas del anís, estos péptidos estimulan y sustentan la red de colágeno en la dermis. Este refuerzo de la estructura de la piel ayuda a atenuar la apariencia de las arrugas. Los Oligopéptidos también tienen un efecto estimulante de la actividad metabólica de la piel y reactivan las interacciones entre las células cutáneas. Son un ingrediente clave en la línea Eucerin VOLUME-FILLER, que trata la pérdida de volumen y ayuda, además, a restaurar la luminosidad.
  • Ácido Hialurónico
    El Ácido Hialurónico es una sustancia que las células de la piel forman naturalmente y que es parte del tejido conectivo de la piel. Una de sus funciones clave es retener la humedad, tiene la capacidad de retener entre 1.000 y 10.000 veces su propio peso en agua (es decir, entre uno y diez litros). A medida que envejecemos, la capacidad natural de la piel de producir Ácido Hialurónico se agota y las arrugas comienzan a formarse y a hacerse más profundas. El Ácido Hialurónico es uno de los tres principios activos presentes en Eucerin VOLUME-FILLER Serum, donde actúa para mejorar la retención de la humedad. El empleo de este tratamiento intensivo para el cuidado de la piel, junto con productos voluminizantes, puede ayudar a reducir la aparición de líneas de expresión y arrugas. También es un eficaz principio activo en la línea Eucerin HYALURON-FILLER y en los productos para el cuidado de día y de noche en la línea Eucerin ELASTICITY+FILLER.

Una mujer de edad media mirándose al espejo mientras se toca la mejilla izquierda.
Cuando se usa en fórmulas de cremas antiedad para el rostro, ingredientes como el Extracto de Magnolia, los Oligopéptidos y el Ácido Hialurónico pueden ayudar a recuperar la apariencia juvenil.
Una mujer aplicándose crema en el rostro.
Una rutina diaria de cuidado facial, utilizando productos para el cuidado del volumen, puede ayudar a reducir la pérdida visible del volumen.

Tratamientos dermatológicos invasivos

Transferencia de contenido graso
Esto consiste en eliminar quirúrgicamente contenido graso de un sector del cuerpo y trasplantarlo en otro. Comúnmente se utiliza para reemplazar el volumen de las mejillas y es de larga duración. La hinchazón es normal y el tratamiento generalmente requiere de un período de reposo.

Agentes rellenadores
Los inyectables se utilizan para reemplazar temporariamente el volumen y brindar resultados instantáneos de corto plazo. En general se utilizan debajo de los ojos, mejillas, sien y labios.

Uno de los cambios principales que causan estos signos visibles es la disminución de las células que brindan el volumen.

El Ácido Hialurónico inyectable también puede ser útil también en  las arrugas.

Implante de mejillas
Este procedimiento proporciona el resultado más permanente. Se introduce un implante de plástico debajo de la piel para restablecer el volumen en determinadas zonas, habitualmente las mejillas. Aunque al principio resultó ser el procedimiento más popular, actualmente es menos demandado que los agentes rellenadores y la transferencia de contenido graso, dado que exige un tiempo de recuperación más prolongado.

Una mano sosteniendo una jeringa.
Los tratamientos voluminizantes invasivos se deben realizar en un entorno clínico.
Marcando la línea de incisión con una lapicera.
Se deben considerar los pros y los contras de la cirugía plástica con anticipación.

Tratamientos dermatológicos no invasivos

Ondas térmicas
Se basan en la tecnología de radiofrecuencia para calentar las capas de colágeno profundas de la piel. Este calor fomenta la producción de colágeno nuevo y tonifica el colágeno existente con el propósito de restablecer los contornos perdidos.

Ultraondas
Este tratamiento utiliza el ultrasonido para levantar, tonificar y ajustar la piel laxa.

Una mujer haciéndose un tratamiento facial dermatológico.
Los tratamientos dermatológicos para el envejecimiento pueden ser beneficiosos.