Pimples, blackheads and blemish-prone skin

Acné en general: Síntomas, causas
y soluciones

El acné vulgar es la enfermedad cutánea más común en países industrializados. Suele empezar durante la pubertad, al mismo tiempo que los cambios hormonales, y puede persistir hasta la edad adulta tardía. Alrededor del 80 al 90% de las personas jóvenes están afectadas en cierta medida de impurezas, y entre el 20 al 30% de estas personas buscarán apoyo médico. Está aumentando también el número de adultos, especialmente mujeres, que experimentan acné en una fase tardía de la vida.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

¿Qué es el acné?

En el acné la piel es grasa y aparecen comedones abiertos y cerrados (de cabeza negra y cabeza blanca) en la cara y, a menudo, también en el cuello, los hombros, el pecho y la espalda. En el acné moderado y grave, la piel llega a enrojecerse y aparecen pápulas y pústulas inflamadas. El acné puede ser emocionalmente angustioso, inoportunamente persistente y puede dar lugar a hiperpigmentación postinflamatoria (HPI) y/o retracción cicatricial a largo plazo.

La hiperpigmentación postinflamatoria es una zona plana de cambio de color sobre la piel como respuesta a una inflamación como el acné o el eccema, especialmente en personas con tez cutánea más oscura. Aunque puede desaparecer en el trascurso del tiempo, los tratamientos dermatológicos y los procedimientos despigmentantes pueden ser útiles.

Ilustración gráfica de acné.
Acné: ¿Qué ocurre en la piel?
Imagen de los grados de gravedad del acné.

01  Acné leve, conocido también como acné comedogénico.

Imagen de los grados de gravedad del acné

02 Acné moderado, conocido también como acné pápulopustuloso.

Imagen de los grados de gravedad del acné.

03 Acné grave, conocido también como acné conglobata.

Hay cuatro causas fundamentales que contribuyen a la formación de acné:

01 Exceso de sebo
Es la hiperproducción de sebo. Fisiológicamente, las glándulas sebáceas secretan una sustancia oleosa conocida como sebo para lubricar el cabello y la piel.

La producción de sebo puede estar desencadenada por cierto número de elementos, como hormonas, clima, ciertos medicamentos y el factor genético.

Una secreción de sebo alterada puede desencadenar también la Dermatitis Seborreica, un proceso cutáneo inflamatorio corriente en el cual se forman escamas blancas a amarillentas en zonas grasas, como el cuero cabelludo o el interior de la oreja. Leé más acerca de Dermatitis Seborreica.

02 Hiperqueratinización
La hiperqueratinización consiste en un engrosamiento de la capa externa de la piel (estrato córneo), desprendimiento irregular de células cutáneas muertas y cornificadas (corneocitos), oclusiones del conducto de la glándula sebácea y trastornos o interrupciones en la liberación de sebo.

Cuando la piel produce una cantidad excesiva de sebo (seborrea) y las células cutáneas muertas permanecen adheridas a la piel (hiperqueratinización), ambos pueden acumularse en el folículo piloso y formar conjuntamente un tapón blando. Este tapón puede hacer que la pared del folículo se abombe y produzca un comedón cerrado (de cabeza blanca) o, si el tapón está próximo a la superficie, un comedón abierto (de cabeza negra).

03 Crecimiento de bacterias
Las bacterias que normalmente viven inocuamente sobre la piel (propionibacterias) se acumulan y pueden colonizar los folículos taponados, causando pápulas, pústulas, nódulos y quistes.

04 Inflamación
La consecuencia es una piel enrojecida e inflamada. En casos de acné grave, la pared folicular estalla en la última fase de la inflamación. Entonces se liberan lípidos, ácidos grasos, corneocitos, bacterias y fragmentos celulares causando inflamaciones extendidas y profundas en el tejido adyacente.

Ilustración gráfica de exceso de sebo o Seborrea.
Exceso de sebo o Seborrea.
Ilustración gráfica de hiperqueratinización.
Hiperqueratinización
Ilustración gráfica de crecimiento de bacterias
Crecimiento de bacterias.
Ilustración gráfica de inflamación.
Inflamación.

Si tuvieses todavía cierta confusión acerca de si los síntomas están relacionados o no con el acné, el Test de la piel podría proporcionarte la respuesta. Adicionalmente, solicita asesoramiento dermatológico de un médico u otro especialista en la piel.

CAUSAS Y DESENCADENANTES

Causas y desencadenantes principales del acné

Se considera que las hormonas desempeñan un papel importante, haciendo que el acné sea más común en adolescentes (aunque el acné puede afectar a personas de todas las edades). El aumento de los andrógenos, tanto en chicos como en chicas, en la pubertad, causa que las glándulas sebáceas produzcan más sebo del que necesita la piel.
Aparte de la cantidad de hormonas circulantes, el aumento de la sensibilidad de las glándulas sebáceas es también importante para el desarrollo del acné.

La mayor parte de los casos de acné desaparecen espontáneamente después de la pubertad. No obstante, es necesario un tratamiento efectivo para prevenir la formación de cicatrices persistentes

Dado que las glándulas sebáceas son especialmente sensibles a las hormonas, el acné del adulto puede aparecer en mujeres con procesos relacionados con hormonas, como el síndrome del ovario poliquístico. El estrés psicológico también puede ser un desencadenante del acné femenino adulto.

Bacterias. En personas con piel propensa al acné, la producción excesiva de sebo genera un entorno ideal en el cual pueden multiplicarse las bacterias del acné, normalmente inocuas (Propionibacterium acnes). Esto desencadena irritación y la formación de manchas rojas o llenas de pus.

Al contrario de lo que ciertos mitos quisieran hacernos creer, esto no se debe a que las personas afectadas de acné sean poco higiénicas. Al revés, es realmente más problable que irrite la piel una limpieza excesiva con productos limpiadores agresivos.

Chico en postura pensativa.
El acné puede provocar sufrimiento emocional. En consecuencia, es importante pedir asesoramiento dermatológico en una etapa temprana del acné.
Bacterias del acné
Las bacterias del acné normalmente inocuas (Propionibacterium acnes) pueden multiplicarse a causa de la producción excesiva de sebo.

Se considera también la existencia de genes que afectan al riesgo de las personas de presentar acné. Así, si ambos padres sufren de acné, hay una mayor probabilidad que su hijo presente también este proceso.

Análogamente, si uno o ambos padres tienen acné del adulto, su descendencia conlleva una mayor posibilidad de contraer también el acné del adulto.

Medicación. Ciertos medicamentos, como los esteroides y el litio, son conocidos por desencadenar acné en algunas personas.

Existen numerosos mitos en relación con el acné, muchos de los cuales "acusan" deshonestamente a la persona afectada: afirman que el acné está causado por tener la piel sucia, seguir una higiene o una dieta deficiente o que el acné es contagioso. Además de ser inciertos, estos mitos pueden causar un sufrimiento innecesario en los afectados, quienes ya de por sí pueden experimentar una autoconfianza o una autoestima baja. Los dermatólogos están preparados para separar los hechos de la ficción.

Mujer tomando la píldora.
Cuando busques asesoramiento para tu problema de la piel informa siempre a tu médico de los medicamentos que estás tomando actualmente.
FACTORES CONTRIBUYENTES

Principales factores contribuyentes del acné

Si bien no son causa de acné, algunos elementos son conocidos por agravar los síntomas:

  • Dieta demasiado rica en ciertos hidratos de carbono (grandes cantidades de azúcar y harina blanca)
  • Consumo excesivo de leche de vaca y productos lácteos (con excepción del queso)
  • Fumar cigarrillos
  • Maquillaje que obstruya los poros
  • Productos comedogénicos para el cuidado de la piel
Mujer comiendo chocolate.
La ingestión de productos dulces que contienen azúcar puede emporar los síntomas del acné.

Es importante pedir asesoramiento dermatológico en las etapas tempranas del acné, incluso cuando los síntomas son leves, dado que un tratamiento médico eficaz puede prevenir el empeoramiento de la enfermedad y consecuencias como la retracción cicatricial.

Deben seguirse también algunas reglas generales:

  • Utilizá agua tibia y un limpiador apropiado (el agua demasiado caliente o fría puede agravar el acné).
  • Dejá que espinillas o granitos se curen de forma natural (exprimirlas puede hacer que empeoren y dar lugar a retracción cicatricial).
  • Aplicá sólo un producto no comedogénico en la piel.
  • Utilizá un maquillaje no comedogénico.
  • Eliminá el maquillaje al final del día.
Mujer limpiándose la cara.
En cualquier problema de la piel es esencial seguir una pauta diaria de cuidado con productos apropiados.
SOLUCIONES

Tratamiento de los síntomas de la piel propensa al acné

Aunque no se dispone de ninguna "cura" para la piel con impurezas y propensa al acné, los tratamientos medicinales y no medicinales pueden ser muy eficaces en la prevención de la formación de nuevas marcas y retracciones cicatriciales.

En función de la gravedad de la piel con impurezas y propensa al acné, las personas afectadas pueden utilizar una pauta de limpieza  y cuidado, como la línea Eucerin DermoPURE Oil Control y recibir una prescripción de tratamientos médicos como retinoides, antibióticos por vía oral o una combinación de ambos. Dado que algunos tratamientos médicos son conocidos por sus efectos secundarios deshidratantes, pueden acompañarse de un cuidado hidratante coadyuvante.

Esta pauta diaria debe incluir también un filtro solar apropiado para la piel con impurezas y propensa al acné, como Eucerin Sun Fluido Matificante SPF 30/50+.

Leé más acerca de la línea Eucerin DermoPURE Oil Control
Leé más acerca de protección solar facial