Cuidando la piel Rutina de cuidado de la piel corporal

La higiene y el cuidado corporal son fundamentales para nuestra salud y bienestar generales. Los productos para el cuidado corporal de calidad te ayudarán a limpiar y cuidar la piel corporal y la protegerá frente a influencias externas agresivas, como el sol y los climas cálidos y fríos. Pueden utilizarse también para calmar la piel alterada y tratar cualquier proceso pudieras tener. Una buena rutina de cuidado corporal contribuye a restaurar el equilibrio natural de la piel y mantenerla con un aspecto y una percepción sanos.

CUIDANDO LA PIEL CORPORAL

Para cuidar la piel de su cuerpo hay tres pasos básicos: limpiar, cuidar y proteger.

Mujer envuelta en una toalla.

Una limpieza intensiva es el primer paso de la rutina de la piel efectiva. La limpieza elimina el polvo, la grasa, el sudor y otros residuos para que la piel se perciba limpia y sana.

Dos manos femeninas.

Los productos para el cuidado hidratan y reestablecen la piel. Utilizá una crema o loción para hidratar el cuerpo después de la limpieza y tratá cualquier problema de la piel específico (como la sequedad). Los productos para el cuidado pueden también aplicarse en determinadas zonas corporales, como las manos y los pies, las axilas y el cuero cabelludo.

Mujer con sujetador, tocándose el brazo izquierdo.

La protección solar es importante para aquellos días en los que tu piel vaya a estar expuesta a los nocivos rayos UV, la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel. La piel corporal no está expuesta a los rayos UV tan frecuentemente como la piel facial, de manera que aunque ésto no sea un paso diario esencial, debe incluirse en una rutina de cuidado de la piel cuando sea apropiado.

Aprendé más acerca del cuidado de la piel facial en una rutina diaria de cuidado de la piel facial.

TODO ACERCA DE LA LIMPIEZA DEL CUERPO

¿Por qué limpiar?

El motivo fundamental de la limpieza corporal es eliminar la suciedad y el sudor para mantener la piel limpia y sana y evitar el olor corporal desagradable. Las duchas y los baños también desempeñan un papel importante en nuestro bienestar general, contribuyendo a sentirnos refrescados, revigorizados y relajados.

Modo de limpiar

Una enorme conciencia sobre higiene en combinación con los estilos de vida activos actuales ha incrementado la frecuencia de la limpieza. La sobreexposición al agua, así como el uso de productos de limpieza agresivos puede resecar nuestra piel y debilitar su función de barrera. Las siguientes sugerencias de limpieza contribuirán a mantener la piel sana:

  • Dismimuir la duración del baño y la temperatura del agua: el agua caliente y las duchas o baños prolongados eliminan la barrera hidrolpídica de la piel.
  • Elegir un limpiador suave sobre la piel.
  • Secar por medio de toques en lugar de frotar la piel para que ésta retenga humedad (los productos a base de aceite son más eficaces cuando se aplican sobre  piel húmeda).
  • Hidratar bien la piel después de limpiarla.
Mujer envuelta en una toalla.
Secate por medio de toques en lugar de frotar la piel, de manera que ésta retenga humedad (los productos a base de aceite son más eficaces cuando se aplican sobre piel húmeda).

Cómo elegir un limpiador apropiado

Elije un gel limpiador corporal con las características siguientes:

  • Que actúe suavemente sobre la piel sin resecarla 
  • Con pH correspondiente al de la piel sana
  • Con componentes capaces de reponer lípidos. Esto no sólo compensa los lípidos perdidos, sino que asegura que se pierdan menos lípidos durante la limpieza
  • Formulado para el tipo y los problemas específicos de tu piel
  • Con testeos intensivos y, en condiciones ideales, compatible con la piel sensible

Si la función de la barrera de la piel está dañada, aumenta su sensibilidad y es más propensa a resequedad, y reacciones alérgicas.

Eucerin ofrece una línea de productos de higiene corporal suaves aunque completos para adecuarse a todos los tipos de piel. Leé más en Eucerin pH5 Aceite de Ducha.

Mujer jabonándose
Elegí un limpiador que se adecúe a tu tipo y problema de la piel específico.

TODO ACERCA DEL CUIDADO DE LA PIEL CORPORAL

¿Por qué cuidar?

Los productos para el cuidado hidratarán y nutrirán la piel evitando que se reseque. La hidratación de la piel no sólo aumenta el contenido en agua sino que la protege y estimula su descamación ordenada (el proceso por el cual la piel desprende células muertas), dejando una percepción lisa, suave y confortable.

Los productos para el cuidado también pueden usarse para abordar y tratar problemas de la piel específicos. Por ejemplo, una gran resequedad de la piel se debe al deterioro de la función de la barrera cutánea. Los productos para el cuidado pueden ayudar a abordar este problema reponiendo los lípidos ausentes para contribuir a reparar la piel.

Cómo cuidar

Los productos para el cuidado deben aplicarse después de la limpieza, dado que la piel limpia es más propensa a absorber los ingredientes activos. La hidratación regular después del baño contribuirá a mantener tu piel hidratada y sana.

¿Qué productos para el cuidado son adecuados para mi cuerpo?

Elegí un hidratante corporal con las siguientes características:

  • Formulado para tu tipo de piel específico.
  • Capaz de abordar cualquier problema específico que pudieras tener, como la Dermatitis Atópica.
  • Probado minuciosamente y, en condiciones ideales, compatibilidad confirmada con la piel sensible.

Eucerin ofrece una línea de hidratantes corporales para adaptarse a todos los tipos de piel. Todos ellos han sido probados y su compatibilidad con la piel sensible está confirmada. Leé más en Eucerin AQUAporin ACTIVE, Eucerin Complete RepairEucerin Piel Sensible y Eucerin DA-Control.

La estructura de nuestra piel difiere ligeramente según donde se localice en nuestro cuerpo. Las diferentes partes del cuerpo también se tratan de manera diferente y reciben distintos niveles de exposición a fuerzas externas. En consecuencia, algunas zonas corporales, como las manos, los pies, las axilas y el cuero cabelludo se benefician de un cuidado particular con productos dedicados. Leé más en la piel en diferentes partes del cuerpo.

La piel se beneficia de un cuidado especial después de su exposición al sol. Las lociones pueden ayudar a refrescar y regenerar la piel agredida por el sol.

Mujer aplicándose un producto para el cuidado en su pierna.
Hidratá tu piel después de la limpieza para mantenerla hidratada y sana.
Mujer aplicándose un producto para el cuidado en su codo.
Abordá y tratá zonas especialmente secas con un hidratante rico en lípidos.

TODO ACERCA DE PROTEGER EL CUERPO FRENTE A LOS RAYOS UV

¿Por qué proteger?

La luz solar posee numerosos efectos positivos sobre el cuerpo:
Incrementa nuestra vitalidad y bienestar, estimula la circulación y los procesos metabólicos y activa la producción de Vitamina D. Sin embargo, basta sólo una dosis pequeña.

El cuerpo es capaz de elaborar sus propios mecanismos protectores para ayudar frente a los efectos negativos de la radiación UV, pigmentación y engrosamiento de las capas externas de la piel, produciendo antioxidantes y la formulación de sustancias filtro de los rayos UV como el Ácido Urocánico. Sin embargo, la piel necesita tiempo y dosis bajas de rayos UV para poder protegerse y beneficiarse de la protección adicional. Leé más en cómo afecta el sol a la piel.

La sobreexposición a los rayos UV es una de las causas principales del envejecimiento prematuro de la piel y puede causar alteraciones patológicas en la misma, en el peor de los casos cáncer de piel. Recomendamos la aplicación de una crema o loción con factor de protección solar (FPS) añadido para proteger el cuerpo cuando esté expuesto a los rayos UV.

Familia pasando un alegre día de playa.
Una dosis pequeña de luz solar puede ejercer una influencia positiva sobre nuestro estado de ánimo.
Mujer aplicando un filtro solar en un niño.
Aplicá la protección solar preferiblemente antes de la exposición al sol: el producto necesita tiempo para expandirse uniformemente sobre la piel. Aplicar de nuevo con regularidad, especialmente después de bañarse y secarse con una toalla.

Modo de proteger

La protección solar debe aplicarse después o en lugar de su hidratante normal. Aplicala con mucho adelanto a la exposición solar, de manera que tu piel tenga tiempo para absorber los componentes activos. Aplicá de nuevo el producto con regularidad o según las instrucciones del envase. Leé más en uso correcto del protector solar.

¿Qué productos protectores solares son adecuados para mi cuerpo?

La elección del factor de protección solar depende de la pigmentación y la sensibilidad de tu piel, así como de tu tipo de piel. También depende de la estación y del nivel y la duración de la exposición que tu cuerpo vaya a tener. Leé más en protección solar.

Eucerin ofrece una amplia línea de productos protectores solares y FPS variables para adecuarse a todos los tipos de piel y preferencias de texturas. Si tenés cualquier duda sobre cuales serían los mejores productos para ti, contactate con un dermatólogo para recibir su consejo.

Mujer aplicándose un filtro solar en el brazo.
Repetí con regularidad la aplicación de tu protector solar para mantener el nivel de protección y evitar quemaduras.