Photoaging is premature skin aging caused by the sun

El fotoenvejecimiento y cómo prevenirlo

¿Qué lo causa y cómo puedo prevenirlo?

La sobreexposición al sol es la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel, y es conocido como fotoenvejecimiento. Los rayos UV del sol son los principales responsables ya que causan tanto daño directo como indirecto al ADN celular. Como resultado, la piel se empieza a arrugar y a debilitar, y desarrolla problemas de pigmentación antes de tiempo. Asegurarse de que la piel se encuentre correctamente protegida durante todo el año y utilizar protectores solares de calidad puede ayudar a prevenir el fotoenvejecimiento.

¿Qué es el fotoenvejecimiento?

Existen dos tipos de envejecimiento de la piel, el intrínseco y el extrínseco:


Envejecimiento intrínseco

A medida que envejecemos, también envejece nuestra piel. Este tipo de envejecimiento es totalmente natural y no hay nada que se pueda hacer al respecto. Se lo conoce como envejecimiento intrínseco (o cronológico). El envejecimiento intrínseco es provocado por factores internos como la genética y los cambios hormonales que ocurren en las distintas etapas de la vida.


Envejecimiento extrínseco

El envejecimiento extrínseco, por otro lado, es controlable. Este es provocado por factores externos como el ambiente (condiciones climáticas y exposición UV), estilo de vida (como fumar o beber alcohol) y la medicación.


Cuando la piel envejece de manera extrínseca desarrolla signos de envejecimiento más rápido de lo esperado, por lo tanto, el envejecimiento extrínseco de la piel es comúnmente conocido como envejecimiento prematuro. Las investigaciones demuestran que el 90% de los síntomas del envejecimiento prematuro de la piel están causados por la exposición a los rayos UV*.


Cuando el envejecimiento prematuro es causado por la exposición UV y la luz solar en general, se lo conoce como fotoenvejecimiento.


*Fuente: Ramos-e-Silva et al., ‘Anti-aging cosmetics: Facts and controversies’. (Cosméticos Anti-Edad: verdades y controversias) Clin Dermatol. 2013 Nov-Dic; 31(6): 750-8.

Signos y Síntomas

¿Cuáles son los signos y los síntomas del fotoenvejecimiento?

La piel va cambiando a medida que envejece:

Leer más en la piel en diferentes edades: cómo cambia la estructura y la apariencia de la piel a través de los años.


El sol y el proceso de fotoenvejecimiento hacen que muchos de estos signos y síntomas ocurran y se hagan visibles antes de tiempo. Debido a que el rostro, las manos y el escote están más expuestos a los rayos UV y de luz visible de alta energía (HEV) del sol que el resto del cuerpo, estas áreas (en especial el rostro) necesitan una protección específica y consciente durante todo el año para ayudar reducir los signos visibles del envejecimiento.

El índice de envejecimiento de la piel está determinado tanto por los factores internos como externos
La exposición excesiva a los rayos UV causa envejecimiento prematuro.

Estudios clínicos

Según lo visto por el ojo humano Como se ve con una cámara UV

Una cámara UV puede revelar los daños en la piel provocados por el sol antes de que sea visible para el ojo humano.

¿Cómo ocurre el fotoenvejecimiento?

La causa del fotoenvejecimiento es la sobreexposición al sol.

Las células de la piel absorben los protones de los rayos UVB del sol que causan daño directo al ADN celular. Los UVB son los que hacen que nuestra piel se queme bajo el sol y el daño directo al ADN también puede provocar enfermedades de la piel incluyendo el cáncer.

Mientras que este daño directo al ADN participa en el fotoenvejecimiento, son los rayos UVA del sol los principales causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Los rayos UVA también dañan el ADN celular, pero lo hacen de manera indirecta: activan la formación de radicales libres y estos son los que dañan el ADN en un proceso llamado estrés oxidativo. Las últimas investigaciones han demostrado que los rayos de luz visible de alta energía (HEV)) contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel, aunque en menor medida que los UV.

Leer más en Cómo afectan a la piel los rayos UVA, UVB y de luz visible de alta energía (HEV) del sol.


Los rayos UVA son menos intensos que los rayos UVB, pero son 30 o 50 veces más predominantes y están presentes relativamente con la misma intensidad durante todas las horas del día, durante todo el año. Por lo tanto, es importante aplicar protección solar a diario todo el año, para evitar los daños a largo plazo. También recomendamos elegir productos de protección solar que incluyan protección contra la luz visible de alta energía (HEV).

Los rayos UV pueden causar daño al ADN celular

Proteger la piel del fotoenvejecimiento

La clave para proteger la piel facial del fotoenvejecimiento es comprender los riesgos y ajustar el comportamiento para asegurar una protección adecuada para la piel en todo momento. Por ejemplo, permanecer en la sombra, cubrirse, así como también elegir productos de protección solar adecuados y aplicarlos correctamente.

Se puede leer más sobre cómo minimizar los riesgos de exposición, cómo elegir los productos de protección solar adecuados para tu piel y cómo aplicarlos correctamente en Cómo afectan a la piel los rayos UVA, UVB y de luz visible de alta energía (HEV) del sol y se puede leer más sobre cómo cuidar la piel del rostro en particular en protección solar para el rostro.

Recomendaciones

Recomendamos incorporar los productos de protección solar en la rutina diaria para el cuidado de la piel y utilizar productos que hayan sido especialmente desarrollados, y que hayan probado clínica y dermatológicamente ser eficaces para cada tipo de piel en particular. Todos los productos de la línea Eucerin protección solar incluyen filtros UVA, UVB y de banda ancha, y ofrecen protección superior contra los rayos UV así como también combaten el estrés oxidativo causado por la luz visible de alta energía (HEV). También han probado clínica y dermatológicamente ser adecuados para la piel sensible.


Eucerin Sun Fluido Anti-Age FPS50, y Eucerin Sun CC Cream Tono Medio FPS50+ han sido especialmente desarrollados para la piel envejecida. Protegen la piel de los rayos UVA y UVB, y ayudan a reducir el estrés oxidativo causado por la luz visible de alta energía (HEV), ayudando así a prevenir el fotoenvejecimiento y a reducir las arrugas. Los ingredientes activos Licochalcona A y Ácido Glicirretínico actúan juntos para proteger las células de la piel en las capas más profundas de la epidermis de los daños provocados por el sol y para reparar el ADN de la piel. Por otro lado, el Ácido Hialurónico de la fórmula estimula la humectación, rellena la piel desde el interior y ayuda a reducir hasta las arrugas más profundas. La fórmula tiene una textura liviana, no grasosa volviéndola una base de maquillaje ideal, fácil de incorporar en la rutina diaria de cuidado para la piel.

Se recomienda usar protección solar durante todo el año.
La protección solar de calidad puede ayudar a prevenir el fotoenvejecimiento.
Elegir productos que protejan la piel de los rayos UV y que combatan el estrés oxidativo causado por la luz visible de alta energía (HEV).